• IDENAP

"4 ESTRATEGIAS PARA MOTIVAR EL HÁBITO DEL ESTUDIO EN NUESTROS HIJOS"


“Estudiar” es una palabra que en muchas ocasiones puede ser aburrida o difícil de entender, especialmente cuando se es niño y jugar es la máxima prioridad en la vida.

A lo largo de mis casi 21 años de participar en la docencia y ser madre de tres jóvenes ya adultos, estoy completamente convencida de la importancia que desde pequeños inculquemos bases que ayuden a construir y descubrir técnicas de estudio con las que se puedan trabajar en el futuro por lo que nuestro papel como padres en este sentido, es fundamental. Aconsejarlos, asesorarlos y animarlos durante el proceso educativo, en sus aciertos, pero sobre todo, en sus desaciertos, no es una tarea fácil, pero sin duda es en los fallos en donde se puede reflexionar sobre lo que se está dejando de realizar para lograr el éxito deseado.

Fomentar la concentración y motivar a nuestros hijos a estudiar es todo un desafío y pudiera parecer una misión imposible, entonces ¿Qué podemos hacer para fomentarles hábitos de estudio?

Iniciemos con lo siguiente:

1. Sentarse con sus hijos y fijar objetivos a corto o mediano plazo. El saber que cuentan con el apoyo de papá o mamá para lograrlos les da seguridad y confianza.

Es importante que estos objetivos sean reales, posibles y que ambos estén de acuerdo con ellos. Anotarlos en una pizarra visible con Post its, es un buen método para empezar a organizar una agenda visual y divertida, que motive a ir actualizando sus metas y sobre todo, verse capaz de lograrlas.

2. Premiar el esfuerzo. Es importante recalcar los momentos en que lo hace bien con frases motivantes o de apoyo como: "Enhorabuena, lo has hecho genial", “Qué bonito te quedó tu dibujo”, “Estaba segura de que lo lograrías”.

3. Involúcrate en el colegio y sus deberes. Interésate por sus clases, sus asignaturas favoritas, la distribución de los exámenes, el nombre de sus profesores... Los detalles marcan la diferencia. Tu hijo te lo agradecerá y verá que el colegio tiene importancia para ti. Si tú te implicas, él también.

4. Felicítalo en público y repréndelo en privado. Si los resultados que ha obtenido tu hijo no son los esperados, tienes todo el derecho a darle un toque de atención. Pero, nunca lo hagas en público, se sentirá humillado(a) y perderá confianza en sí mismo.(Leer más. "El arduo reto de trabajar las emociones en casa")

Por el contrario, si el resultado es favorable hazle sentir lo orgulloso que estas de él / ella frente a su profesor(a) o los demás miembros de la familia, esto lo motivará a seguir a delante cumpliendo metas cada vez más altas y fortalecerá su autoestima.

5. Disciplina y constancia. Es recomendable establecer los horarios destinados al estudio y respetarlos en la medida de las posibilidades, de esa manera el niño lo irá incorporando poco a poco a su rutina diaria.


Si ponemos en práctica estas acciones, ayudaremos a nuestros hijos a ser organizados, a fijarse metas y buscar estrategias para alcanzarlas, y fortalecemos su autoestima, pero sobre todo, estaremos inculcando en ellos la mentalidad de éxito que es necesaria para enfrentar todas las adversidades de la vida. Pequeñas acciones que sin duda pueden detonar en nuestros futuros líderes cambios sustanciales.


CONOCE MÁS SOBRE IDENAP


AUTOR: Lic. Luz María Báez Durán

English Language Teacher

COORDINACIÓN DE IDIOMAS, NIVEL DESAROLLO IDENAP


78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo