• IDENAP

"HIGIENE DE SUEÑO. RUTINAS PARA CHICOS Y GRANDES"

Sin lugar a dudas, a raíz de la pandemia se han experimentado cambios en diferentes aspectos de la vida. Con el confinamiento se ha visto modificado el estilo de vida de todas las personas; en muchos sectores de la población se ha tenido la necesidad de llevar el trabajo y la escuela a casa, lo cual ha alterado las rutinas que ya estaban preestablecidas y que hasta cierto punto se realizaban de modo automático. Además, el estado emocional de la población en general se ha visto trastocado profundamente ya que hemos experimentado sensaciones de miedo, ansiedad, angustia e incertidumbre, lo que ha repercutido en el descanso y en la calidad del sueño. (Leer Más. "Enseña a tu hijo a ser mentalmente fuerte")

¿Cuál es la importancia del sueño?

El sueño como necesidad biológica básica, permite restaurar las funciones físicas y mentales de una persona. Cumple también la función de favorecer habilidades cognitivas como: los niveles de atención y concentración, así como el poder regular las emociones. Asimismo, el sueño permite que el sistema inmunológico se fortalezca, por lo que, en la actualidad es de suma importancia realizar hábitos que favorezcan el cuidado de la salud.

A esta rutina de hábitos que conducen a un buen descanso se les denomina “Higiene de Sueño”, que no sólo se centra en realizar rutinas, sino que también incluye actitudes que permiten conciliar el sueño profundo para poder responder de forma adaptativa y mejorar el sentido de alerta en las actividades del día a día.


¿Cómo practicar la "Higiene de Sueño"?


  • Establecer horarios: Se debe determinar un horario fijo que contemple las horas de sueño recomendadas de acuerdo a la edad: menores de 12 años (9 a 13 horas diarias), de 13 a 18 años (8 a 10 horas diarias) y adultos(7 horas diarias).

  • Alimentación: Se recomienda que los alimentos ingeridos antes de ir a dormir sean ligeros y bajos en grasa y evitar en la medida de lo posible bebidas endulzantes o en exceso, ya que interrumpen el ciclo del sueño. Asimismo, se recomienda que la cena sea 2 antes de ir a dormir.

  • Espacio óptimo: El lugar para descansar debe considerarse como un templo sagrado; ya que es el lugar en donde el cuerpo recuperará la energía suficiente para afrontar el día a día, por lo que es recomendable que las actividades laborales y escolares se realicen en otro espacio (esto determina en el cerebro que es un lugar diferente y lo anticipa para descansar).

  • Ambiente: Cuando existe mucha iluminación en la habitación, el cerebro lo registra como la luz del día, por lo que el "Ciclo Circadiano" (reloj biológico) se desorganiza y genera un sueño que no favorece la recuperación y el fortalecimiento del sistema inmunológico. Es importante evitar estímulos como teléfonos, pantallas o música “para dormir”. Siempre recordar tener una luz tenue.

  • Meditación o ejercicio: Es recomendable que dos veces a la semana se lleven a cabo este tipo de prácticas para favorecer el movimiento funcional y así el cuerpo se organice y logre un equilibrio.

  • Siestas: Las siestas no deben exceder los 30 minutos por día. Lo óptimo sería que no se llevaran a cabo y poder mantenerse activo durante el período de vigilia, sin embargo, si son llevadas a cabo de manera cotidiana, este tiempo será el ideal para que no afecte el ciclo de sueño.

  • Rituales: Es importante anticipar al cuerpo y al cerebro para el descanso, por lo que es recomendable que una hora antes, se realicen estos hábitos que den la señal al organismo de que éste se prepare para dormir y que se cumpla la función de recuperación. Estos rituales pueden ser el meditar, un baño, una lectura, etc.


Es importante considerar que al hablar de un sueño reparador radica en la calidad y no en la cantidad de horas que una persona duerme, ya que la calidad del sueño depende de factores como el ambiente, realizar ejercicio, alimentarse adecuadamente, así como de las horas de estudio o de trabajo.


¡CONOCE EL INSTITUTO PARA EL DESARROLLO DE NIÑOS CON ALTO POTENCIAL, (IDENAP)!


AUTOR: Lic. Carol Stephany Barrientos Albarrán

Psicóloga, Especialista en Desarrollo Infantil y Educación Especial en la primera infancia, Diplomado en Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación, Diplomado en Estrategias de Lenguaje Oral.

Directora Preescolar IDENAP

89 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo